Puede aparecer en todas las edades y en ambos sexos, pero es más frecuente en mujeres mayores de 40 años, en una proporción que llega a ser de hasta 15 mujeres por cada hombre.

La prevalencia de la enfermedad (lo que sería la frecuencia en la población) se piensa que está alrededor del 0,1% (es decir, una de cada 1000 personas podría padecerla), lo que la convierte en la enfermedad autoinmune sistémica más frecuente.

Aproximadamente el 20-30% de los pacientes con artritis reumatoide (AR) y lupus (LES) o esclerosis sistémica pueden padecer además, un SÍNDROME DE SJÖGREN asociado (el término “secundario” no es apropiado).