De forma concreta se reconocen dos formas distintas del SÍNDROME DE SJÖGREN, que sólo se diferencian en función de si la enfermedad está acompañada o no de otras enfermedades autoinmunes:

1. Síndrome de Sjögren Primario
Aparece sin la presencia de otra enfermedad autoinmune asociada.

2. Síndrome de Sjögren asociado a otras enfermedades
Además del Sjögren el paciente presenta otras enfermedades autoimmunes o reumatológicas. Las más frecuentes son la artritis reumatoide (AR), el lupus eritematoso sistémico (LES), esclerosis sistémica o miopatías inflamatorias.

El síndrome de Sjögren también puede asociarse con enfermedades autoinmunes que afectan a un único órgano (“órgano-específicas”), las más frecuentes son la tiroiditis, la cirrosis biliar primaria o la hepatitis autoinmune.

* El término Síndrome de Sjögren secundario, utilizado desde hace años para este tipo, es un término mal usado, que se deriva de una traducción del inglés, porque cuando se escucha la palabra « secundario » parece que se trata de algo que no tiene importancia, por ello preferimos hablar de Síndrome de Sjögren asociado, que quiere decir que va conjuntamente con otras enfermedades.

 

Referencias:
Brito-Zerón P., Baldini C., Bootsma H., Bowman SJ., Jonsson R., Mariette X., Sivils K., Theander E., Tzioufas A., Ramos-Casals M., Sjögren Syndrome. Nat Rev Dis Primers. 2016 Jul 7:2:16047

 

Fecha actualización: 30 /10 /2008
Fecha primera actualización: 09 /09 /2015
Fecha actualización: 13 /07 /2017