Fiebre sin motivo

 Fatiga extrema, cansancio

 Dolores articulares o musculares

 Afecciones digestivas funcionales

 Alteraciones del sueño

 Síntomas de tipo depresivo